martes, 30 de enero de 2018

LEY LGTB: A ESTO SE LE LLAMA CORRUPCIÓN DE MENORES


Días atrás denunciábamos los aberrantes y gravísimos proyectos de ley LGTBi que se están tramitando tanto en La Rioja como a nivel nacional, amén de otras comunidades autónomas. Proyectos de ley con un impulso claro pero de los que no quieren hablar ni los políticos ni los medios. Cuál es nuestra sorpresa que no habiendo sido aún aprobados dichos proyectos de ley, vemos cómo desde la Consejería de Educación de La Rioja ya se han dado prisa a ir introduciendo actividades y cursos en la línea de éstos. En la justificación del texto de la convocatoria del siguiente curso de "Diversidad sexual y de género en centros educativos..." recientemente publicado podemos leer:

“Los seres humanos somos diversos y nuestras formas de vivir la sexualidad y el género también lo son.
La homofobia y la transfobia, constituyen prejuicios sociales construídos culturalmente e interiorizados a través de un proceso de socialización que puede llevar un rechazo a la homosexualidad y a quienes son o parecen homosexuales, bisexuales o trans.
En la actualidad, el sistema educativo, ante el desafío de abordar el acoso escolar y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, desea contribuir en la promoción de espacios educacionales inclusivos y seguros para todas las personas”.

¡Pero qué finolis se han vuelto estos del PP! ¡Y encima parece que nos hacen un favor!
¿Cuál es el objetivo? El objetivo es: que nuestros niños aprendan a vivir en Sodoma y Gomorra. Y en general, romper la antropología natural del hombre y cambiarla por usos contra natura que llevan a la perversión y degeneración de la sociedad ¡DIABÓLICO!

Paradójicamente para otros asuntos necesarios y con un apoyo social más que evidente, no sólo no se han dado ninguna prisa, sino que además a día de hoy tras mucho tiempo, el Gobierno del PP de La Rioja aún sigue incumpliendo plazos legales. ¿Se acuerdan de la ILP RedMadre en La Rioja? 

Además, lo curioso del tema, es que el consejero de educación Alberto Galiana va de católico, lo mismo que otros consejeros, como Conrado Escobar. Un buen amigo los califica como bifásicos: A las 9 de la mañana están en Misa y a las 10 en sus despachos redactando o transigiendo con estas abominables leyes. Y ya de paso decir que nuestras jerarquías eclesiásticas les reservan la mitad de los bancos de la Catedral en la festividad de nuestros santos Patrones. ¡Cómplices necesarios!

Esta ley se llama simple y llanamente, ¡Corrupción de menores!

Nosotros no la acataremos ni la cumpliremos e invitamos a nuestros lectores a que hagan lo mismo. Y no la acataremos, primero porque no nos da la gana y segundo, porque la Constitución nos ampara, en lo poco bueno que tiene, al proclamar que los padres son los que tienen el derecho a educar a sus hijos.

El Catecismo de la Iglesia Católica advierte claramente de que no se debe difundir la homosexualidad como algo beneficioso: 
“Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta (2358).”
Como puede verse, la doctrina de la Iglesia pide acoger al homosexual para tratar de ayudarle, pero al mismo tiempo denuncia la homosexualidad como inclinación objetivamente desordenada

Si han leído bien la justificación del curso que citábamos al principio de este artículo, según la Consejería de Educación de La Rioja, la homosexualidad, transexualidad, etc. no son objetivamente desordenadas ni deben ser rechazadas o combatidas ofreciendo terapia u orientación alguna. Este mismo requerimiento lo encontramos "oh, sorpresa", en el texto de los proyectos LGTBi mencionados. 

Es cierto que muchos no son culpables de ser gays o lesbianas, pero también es cierto que practicar y apoyar la homosexualidad, máxime con el orgullo y entusiasmo con que caracteriza a las organizaciones LGTBi, es verdaderamente abominable para Dios.

Podríamos escribir muchas citas de la Sagrada Escritura, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento y ver cómo finalmente, si se insiste en estas abominaciones, Dios acaba castigando con severidad estos comportamientos. Hoy traemos a colación una cita nada más y nada menos que del Apóstol San Pedro, siendo ya el primer Papa,  en su II Epístola,cap-2-vers-1 y siguientes, sobre los falsos doctores. Dice así:

“Como hubo en el pueblo profetas falsos, así habrá falsos doctores que introducirán sectas perniciosas llegando hasta negar al Señor, que los rescató, y atraerán hacia sí una pronta perdición. Muchos los seguirán en sus liviandades, y por causa de ellos será blasfemado el camino de la verdad. Llevados de la avaricia, harán de vosotros mercadería con palabras mentirosas, pero su condenación,  desde antiguo, no quedará ociosa, y su ruina  no está adormilada. Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que, precipitados en el tártaro, los entregó a las cavernas tenebrosas, reservándolos para el juicio, ni perdonó tampoco al viejo mundo, sino que sólo guardo a ocho personas, entre ellas Noé, como heraldo de la justicia cuando trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos, y a las ciudades de Sodoma y Gomorra las condenó a la destrucción, reduciéndolas a cenizas para escarmiento de los impíos venideros, mientras que libró a Lot, acosado por la conducta de los desenfrenados en su lascivia, pues este justo, que habitaba en medio de ellos, sentía atormentar su alma justa,  día tras día al ver y oír sus obras impías”…

Así es esta ley LGTB; abominable obra de impíos y degenerados y no de izquierdas sino de derechas y de todo el espectro político con representación parlamentaria tanto a nivel nacional como regional.

Y si finalmente aprueban los proyecto de ley LGTBi ¿qué van a hacer? ¿Llevar a Dios y a la Biblia a los tribunales y prohibirlos? ¿Sancionar y/o meter a los católicos coherentes a la cárcel?